pints and crafts

Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem ei est. Eos ei nisl graecis, vix aperiri elit

Get social:

FRANQUÍCIATE

Ofrece un producto único y de calidad.

 

Image Alt

Maridaje

Maridaje

El maridaje de cerveza tiene unos principios básicos claros: ningún sabor debe imponerse o enmascarar otro y tiene que alcanzarse un equilibrio o bien un contraste. A partir de aquí, debe valorarse qué tipos de sabores o de alimentos van bien con la cerveza, lo que resumiremos de un modo general ya que estos listados siempre están abiertos a posturas más subjetivas.

Por ejemplo, la cerveza combina bien con los sabores ácidos: escabeches, guisos con tomate, ensaladas y aliños basados en el vinagre o la mostaza. Del mismo modo, es un acompañante y remedio perfecto contra el picante, tal y como te contamos en este post. El amargor, por su parte, se equilibra con la cerveza, mientras que el sutil dulzor del chocolate oscuro marida muy bien con las variedades negras y stouts.

Por lo general, las ale y las lager suaves hasta de un cuerpo medio van bien con las carnes. Las picantes y especiadas, además, admiten también combinaciones con IPAs y ales que tiren a amargas, florales o afrutadas.

Estos platos admiten cervezas con amargor marcado como las IPAs y las lager con más carácter. Otra opción que nos encanta es la de unir los pescados a la espalda con cervezas más oscuras, ya que su salsa combina muy bien con su cuerpo y aromas.

Los quesos más suaves maridan mejor con las cervezas rubias ligeras, mientras que los más curados o ahumados permiten variedades con más cuerpo y color.

En el caso de las verduras y las ensaladas, lo mejor es elegir las cervezas más suaves y refrescantes. Si las ensaladas incluyen toques amargos, puede seguirse ese sabor para escoger la cerveza; si llevan quesos como el de cabra, las ale son una opción perfecta.

Los postres basados en el cacao o el chocolate se maridan con cervezas oscuras, negras o stout, ya que aportarán sus propios toques de café o toffee. Si los postres son a base de fruta o con aromas afrutados, lo ideal es elegir IPAs o ales con toques florales.

Los alimentos o platos grasos son compañeros ideales de la cerveza: carne de cerdo, huevos fritos o rotos, frituras como croquetas o patatas bravas, pescados azules y los quesos son geniales para maridar tanto con cervezas lager como ale.

Un clásico de las cervecerías americanas, hamburguesas que van muy bien con una India Pale Ale (ya sea la de estilo americano la de estilo inglés, pequeñas diferencias que no perjudican el maridaje).

Aunque las más conocidas son las kriek o cervezas de cereza o frutas rojas, como la Liefmans Fruitesse, que está mezclada con cereza, fresa, frambuesa, arándano y saúco. A nosotros nos encanta maridarla con nuestra espuma de crema catalana porque le aporta un toque frutal y ácido que hace este postre muy ligero y más complejo.